Marketing olfativo para el futuro de las empresas

Seguro que has oído hablar del poder del marketing olfativo en el comportamiento de compra de los usuarios y clientes. Pero, ¿sabes exactamente en qué consiste y todos los beneficios que tiene para tu empresa?

¿Qué es el Marketing Olfativo?

El Marketing Olfativo consiste en una técnica revolucionaria usada para crear lazos con las marcas y los consumidores a través del sentido del olfato.

Además, tiene como principal objetivo la fidelización de la gente y como consecuencia, aumentar las ventas creando un vínculo emocional. Esto se consigue potenciando el sentido del olfato, e influyendo en el comportamiento a través del recuerdo.

Ya que, según varios estudios universitarios, casi un 35% de nuestros recuerdos provienen del olfato. Mientras que a través de la vista o el oído, solo es un 5% y un 2%, respectivamente, como se indica en un estudio realizado por la universidad de Rockefeller en Nueva York.

Con estas cifras, es normal que las empresas empiecen a apostar por el Marketing Olfativo, ya que ofrece la posibilidad de ganar relevancia entre un mercado, cada vez, más competitivo. Además, un olor agradable o relajante puede hacer que cambie completamente el método de compra de alguien y su visión sobre una marca o empresa.

¿Cómo funciona el Marketing Olfativo?

La respuesta a esta pregunta es bastante sencilla, pero el procedimiento necesita de grandes expertos que sepan perfectamente plasmar las necesidades de la empresa. The Aroma Trace es uno de esos expertos y si lo deseas, te ayudaremos a encontrar el aroma que respalde tu marca.

La clave es conseguir un aroma que se identifique con la marca, y sobre todo, que los consumidores sepan relacionarla con ella. Sino, el esfuerzo habrá sido en balde.

Un ejemplo muy claro, es el olor de coche nuevo de numerosas marcas de coche. O el olor a palomitas del cine o el olor a pan recién hecho de los supermercados.

Los sentidos actúan como un canal de comunicación y las empresas que se dedican al marketing olfativo, lo saben. El olfato es el sentido más potente, mucho más que la vista y el oído, ya que percibiendo un olor podemos revivir un recuerdo o una emoción.

Muchas fragancias suelen ser generales, buscando no conquistar al cliente sino hacerle sentir cómodo con un olor agradable.

Además, cabe decir que cuando el cliente es muy especial y sabe perfectamente qué busca o qué quiere despertar en el cliente, es cuando se confeccionan fragancias nuevas y se premia diferenciándose del resto. Y eso conlleva un duro trabajo detrás.

Se podría dividir los aromas en tres grandes grupos: relajantes, energizantes o sensuales. Pero los que más llaman la atención, o por los que más se apuesta son aquellos que evocan recuerdos de la niñez.

El recuerdo es una sensación interna que se despierta cuando nos embriagamos de algo que nos resulta familiar. Y si es acertado, nos transporta a un momento especial que nos gustaría volver a vivir. El olfato es tan poderoso, que varios estudios indican que el aroma de una tienda les influye a comprar o incluso a entrar en ella.

¿Por qué apostar por el marketing olfativo para tu negocio?

Una de las principales razones por las cuales las empresas apuestan por invertir en el Marketing olfativo de su empresa es la de conquistar por el olfato a sus clientes o influir en el proceso de compra.

En otras palabras, buscan despertar en el consumidor emociones y sentimientos agradables y confortables. Sin perder frescura y elegancia. Si se mezcla todo eso, se puede conseguir una mezcla perfecta.

Estrategias del Marketing Olfativo

Actualmente, se pueden seguir varias estrategias y todas pueden ser de gran utilidad:

  • Aromar el packaging para que el nivel de satisfacción y las valoraciones del cliente sean mucho mejor. Ya que los tiempos de espera, hasta que se recibe el paquete, no son inminentes y ayuda a que el cliente tenga una buena impresión de la marca.
  • Puntos de venta con recreaciones de un olor específico de su producto estrella. Ya sea si vendes galletas horneadas, café y pan recién hechos, ropa nueva o zapatos de cuero.

Pero esta técnica de Marketing Olfativo, no sólo sirve para vender. Ya que puede ser de mucha utilidad si buscas que tus empleados se encuentren como en casa y sean mucho más eficientes en su trabajo. Pues está demostrado que ciertos aromas, como el jazmín, potencia la concentración.

Ya os hemos contado las claves para una correcta estrategia de marketing olfativo, no caigas en la trampa, acude a un especialista en el sector, notarás la diferencia.

Marketing olfativo para el futuro de las empresas

Empresas que usan Marketing Olfativo

Las primeras empresas que se unieron al Marketing Olfativo fueron las empresas de comida. ¿Quién no ha pasado por un supermercado y ha olido a pan recién hecho y no ha comprado una barra de pan? Así de especial es el Marketing olfativo.

Aunque ahora mismo, es más usado por los hoteles, los gimnasios, los centros comerciales, las tiendas, los cines y las clínicas médicas. Cada vez son más empresas que se suman a este movimiento, por lo que si tú también quieres, nos encantará hablar contigo para darle un giro a tu negocio.

Ejemplos de casos de éxito

Por ejemplo, Abercrombie vende prendas a un público joven con aroma a cítricos y almizcle. Esta fórmula estimula la confianza en uno mismo y la masculinidad.

Otro caso de éxito es Disney, ya que implementó esta técnica en sus parques temáticos, usando un olor a pólvora que da realismo en sus actuaciones y un olor a palomitas despertando hambre en sus clientes. Algo maravilloso que se ha seguido usando en las salas de cine del mundo entero.

La marca de Rolls Royce utiliza un olor a cuero y perfume para embriagar el interior del coche cuando un cliente lleva su coche al taller. De esta manera despiertan en el cliente la sensación de estar estrenando un coche nuevo.

¿Y qué pasa cuando juntamos todos los sentidos para usarlos a favor de nuestra empresa? Esa es la base del Neuromarketing.

Si juntamos la música, el olor y una luz agradable, en un perfecto equilibrio, puede tener un efecto muy positivo.

Este es el caso de Dunkin Donuts. Combinó varios elementos sensoriales y fue una campaña de éxito. Seleccionó varios autobuses de Corea y colocó dispensadores en ellos, además de estar escuchando una cuña publicitaria en la radio. Se aumentaron las visitas casi un 19%.

Cuando una marca utiliza todas estas técnicas, puede conseguir que los usuarios se acuerden mucho más de la marca. Ya que la marca no solo es la marca, todo comunica. El odotipo ayuda a la percepción de la marca y el sonotipo termina por apoyar el resto de la comunicación.

Estamos en un mundo móvil, visual, táctil y multisensorial, donde los que saben cómo integrar todos estos factores destacan por encima del resto. Si tu también quieres destacar, contacta con nosotros, te ayudaremos.