Aromas de invierno, ¿cuáles son y qué transmiten en tu hogar?

La capacidad evocadora del sentido del olfato nos permite relacionar y almacenar, durante mucho tiempo, ciertos recuerdos que vienen vinculados de manera inequívoca a sus correspondientes aromas. No importa si hablamos de un lugar, una época o un acontecimiento, nuestros recuerdos tienen olores que podemos identificar.

Y su potencial para activar la memoria puede conseguir que nos rodeen sentimientos y sensaciones placenteras. Por ello, queremos hablarte de los aromas de invierno, de cuáles son y de qué transmiten a tu hogar, de modo que puedas optimizar el placer de estar en casa en  esta época del año con ayuda de la paleta aromática adecuada.
 

 

Elegir aroma para el hogar según la época del año

Mucha gente actualiza aunque sea de manera sutil el aspecto de su casa según la estación del año.  En verano quizá lleguen algunas plantas llenas de color (e incluso algunos objetos de decoración) y se aligeren los textiles del hogar, mientras que en invierno  quizá reaparezcan las lanas, los colores más básicos y cálidas alfombras.

Se trata de tendencias que seguimos para adaptar nuestro entorno (igual que hacemos el famoso “cambio de armario” con nuestras ropas) a la estación  en la que nos encontramos, y que, en cierto modo nos permite celebrar todo lo mejor de cada época y todo aquello a lo que nos recuerda.

Y el invierno quizá sea la estación en la que más disfrutamos de nuestro hogar. Recogernos en nuestras casas rodeados de un cálido bienestar es algo que podemos potenciar con la ayuda de aromas cálidos para el invierno. Se trata de algo que percibimos como un lujo, un placer -el del calor del hogar- del que nunca te cansas.

Aromas de hogar para invierno

Los sentimientos y sensaciones que queremos evocar con los aromas para el invierno tienen mucho que ver con el recogimiento, las reuniones familiares (no en vano la Navidad es indisoluble  del invierno en el hemisferio norte), y el confort.

Escogeremos aromas que bajen nuestro ritmo, que nos relajen y nos permitan abandonarnos al placer del calor en el hogar cuando fuera es de noche tan temprano:

Café, chocolate, té y otras hierbas que tomamos en infusiones como la manzanilla: estos aromas son perfectos para vestir el ambiente de nuestro hogar en invierno , puesto que nos recuerda automáticamente al placer de beber algo dulce, aromático y -sobre todo- cálido cuando fuera de casa la meteorología es adversa.  Olerlos e imaginar un sofá, una manta, un buen libro y una luz tenue es automático.

  • Almendras: Sin duda este fruto seco es la estrella de un alto porcentaje de recetas navideñas, especialmente el turrón y el mazapán. Por tanto tiene todo el sentido dejar que impregne nuestro hogar en la época invernal.  Evocar los dulces que tanto nos gustan es una manera más de acrecentar la comodidad que podemos obtener en nuestra casa. Con la vainilla ocurre algo parecido, y combina de manera excelente con el chocolate para recordarnos a postres sedosos y llenos de sabores.
  • Canela, naranja, clavo y mandarina: Estos aromas combinados entre sí nos transmiten por un lado la sensación fragante de pelar una fruta de temporada y por  otro el recuerdo a mezclas de especias que están presentes en nuestros guisos y repostería más típicos del invierno. El pan de especias navideño es en gran medida responsable del poder evocador de esta mezcla de olores.
  • Madera fresca: el aroma inconfundible de algunos árboles (pinos, cipreses, abetos, etc.)  nos recuerda inmediatamente a paisajes nevados, a latitudes muy al norte, representativas del más vistoso de los inviernos, y también, de nuevo, a la navidad. Se trata de aromas (junto con el del eucalipto) que contribuyen a refrescar el ambiente en épocas donde tendemos a permanecer más tiempo encerrados, y que asociamos con los  remedios caseros a los problemas respiratorios.

Ventajas de actualizar el aroma de nuestro hogar según las estaciones

De igual modo que al final dejamos de prestar atención a los detalles físicos de nuestra casa, un aroma que no se modifica nunca podría llegar a desaparecer para nuestras narices . Aunque se perciba, no se tiene en cuenta.

Pero la capacidad de contribuir al bienestar en el hogar que tiene un aromatizador con la mezcla de olores adecuada es mucha, por lo que sería una pena  desperdiciar la oportunidad de actualizar esta parte de la decoración (que afecta al sentido del olfato).

El invierno es una época en la que, aunque ventilemos, tendemos a aislar del exterior nuestros hogares y también a pasar mucho más tiempo en ellos o a cocinar alimentos más contundentes que inundan de olores nuestra casa. Por tanto, es la época ideal para encontrar el aroma de invierno que más nos evoque y nos haga sentir bien y emplearlo para maximizar las sensaciones de bienestar.

Encuentra tu aroma

Ahora puedes encontrar el aroma perfecto para ti en nuestra app desarrollada por nuestros expertos.

A través de un sencillo test, la aplicación te permitirá descubrir la colección que más se vincula a tus emociones. Descárgala aquí.



Abrir chat